"¿Qué ve un niño en un equipo que no gana ligas ni champions? Simplemente no tiene otra opción que no se resista, el Betis le eligió. Tenemos la dicha de pertenecer a un grupo selecto, un grupo de casi un millón, que dicha la nuestra al ser elegidos. Amigos, disfrutemos de este precioso don."

Pepe Mel, ex entrenador del Real Betis Balompié.

domingo, 30 de agosto de 2015

Esa sensación...

Llevaba tiempo sin escribir, pero noches como las de hoy, a las que por desgracia me estoy acostumbrando últimamente, me ayudan a reflexionar y a sacar conclusiones de lo más profundo de mi.

Hoy visitábamos el Bernabéu. Es uno de esos partidos en los que, a pesar de saber que llevas un alto porcentaje de irte de vacío a la vuelta, es inevitable que te ilusiones. Por unas horas tu equipo se convierte no sólo en centro de España, sino del mundo futbolístico entero. ¿A quien no le gusta eso? Y además era especial, porque hacía dos años que no visitábamos el Madrid.

A la ilusión, en mi caso, se le suma (o contrapone) un enorme miedo por hacer el ridículo en una cita tan importante. Porque lo he pasado realmente mal las veces que he visto manchado el escudo a lo largo de mi vida (sobre todo en los últimos años), y es una de las peores sensaciones que puedo experimentar.